Saltar al contenido

Marco Antonio, una muerte trágica

Marco Antonio

Marco Antonio fue un militar y político romano que lideró el Imperio justo al final de su etapa republicana.

Entre los diferentes nombres que tuvo, se le conoció, sobre todo, como Marco Antonio Triunviro, gracias a ciertas alianzas emprendidas para poder lograr el máximo cargo durante esta antigua civilización.

Acompañó a Julio César, durante  la guerra de las Galias, gobernó en una ocasión como interino, fue amante de Cleopatra, promulgó amnistías y fue conocido por su gran habilidad de estrategia para establecer acuerdos con quienes le ofrecían discordia.

Nacimiento de Marco Antonio

Hijo de Marco Antonio Crético, nieto de Marco Antonio El Orador y sobrino, en segundo grado, de Julio César por parte de su madre, Julia.

El destino de Marco Antonio estaba marcado por devenir de una familia plebeya, pero que tuvo importantes encuentros con las altas esferas de la Antigua Roma.

Tras la muerte de su padre cuando era joven, su madre se volvió a casar con Publio Cornelio, que luego sería ejecutado por Cicerón al ser acusado de estar implicado en un complot. Tal situación generaría enemistad entre Marco y dicho orador.

Si quieres conocer al emperador que ideó la construcción del Coliseo pincha aquí

Debido a esto, la vida sin una figura de autoridad hizo que Marco Antonio fuese un rebelde sin causa. Vagaba, con sus hermanos y amigos por Roma, entre casas de apuestas y prostitutas. Incluso estuvo involucrado en importantes deudas y bandas callejeras antes de cumplir los 20 años de edad.

Sus imprudencias llegaron a tal nivel que tuvo que huir a Grecia. En Atenas tuvo contacto con los grandes filósofos de la época, aprendiendo de retórica y estrategias militares. Aulio Gabinio lo convocó en su primera campaña, la de Aristóbulo de Judea y ganó su primera distinción. Luego siguió su vida como militar en diferentes enfrentamientos tales como:

  • La de Gabinio para restablecer el trono de Egipto a Ptolomeo.
  • La guerra de las Galias.
  • La segunda guerra civil republicana de Roma.

En la primera campaña tuvo la oportunidad de conocer Alejandría y a la princesa Cleopatra. En la segunda, destacó con gran valentía y coraje, mientras que en la última cayó rendido, pero no por el ejército de Octaviano, sino por haber creído que su gran amor, Cleopatra, se había suicidado.

¿Cuándo fue gobernador Marco Antonio?

El 15 de marzo del año 44 a.C. Julio César fue asesinado por un grupo de senadores, mientras Marco Antonio era entretenido por Cayo Casio y Marco Junio en una habitación contigua.

Aunque al principio surgió la idea de  acabar también con la vida de este último para evitar que pudiese tomar control, Junio señaló que asesinar a un magistrado después de un gobernador desencadenaría el fin de la República.

Conocida la noticia del asesinato de Julio César, Marco Antonio decidió escapar vestido como un esclavo temiendo por su vida. Pero cuando pudo comprobar que nada sucedería, regresó y consiguió llegar a un acuerdo con los asesinos de Julio César.

El acuerdo principal consistía en establecer de nuevo la paz y alejar los conflictos y roces políticos, mientras se afianzaba como jefe de los cesarianos. Todo esto entraría en vigor tras promulgar la amnistía de aquellos que habían atentado contra Julio, además de celebrar un funeral en honor al anterior gobernador.

Llegada la fecha de la ceremonia, Marco Antonio ofreció un discurso público en el que recitó el legado de Julio César y alentó al pueblo en contra de quienes le habían dado muerte. Incluso, fue capaz de mostrar las 23 puñaladas en el cuerpo del fallecido para que observaran la saña que estos habían tenido.

Esa misma noche, el mismo pueblo fue tras los senadores, que tuvieron que acabar huyendo de Roma.

Batalla romana

El triunvirato

El triunvirato fue un acuerdo al que llegaron Marco Antonio, Lépido y Octaviano para repartirse cuotas de poder en todo el Imperio. El primero optó por las provincias orientales, mientras que el segundo se quedó con occidente, quedándose Octaviano con el poder desde Roma.

En su primer viaje de reconocimiento, a fin de realizar ciertos movimientos, tales como calmar una revuelta en Judea y atacar el Imperio, conoció a la princesa Cleopatra.

De su fugaz y apasionado romance nacieron dos niños, Cleopatra Selene y Alejandro Helios, pero algunos conflictos en Roma obligaron a Marco Antonio a casarse con la hermana de Octaviano. Sin embargo, este matrimonio no duró demasiado.

Después de un rápido viaje a Grecia y de quedar Octaviana embarazada de Marco Antonio, este decidió llevarla a Roma para dejarla allí y volver a poner rumbo a Alejandría para regresar con Cleopatra.

El fin del triunvirato

Roma no estaba contenta con las decisiones de Marco Antonio y las de Lépido. El primero fue destituido de su cargo, haciendo que Octaviano ganase más poder. Otro movimiento a favor de Octaviano fue ganarse la gracia de la aristocracia romana casándose con Livia. Una acción que realizó con el objetivo de dejar en muy mal lugar a su rival político, Marco Antonio.

Octaviano envió tropas de ayuda a Marco Antonio en su campaña a Parta, pero que en realidad el objetivo era iniciar una nueva guerra civil.

Así mismo, junto a los soldados, envío a su esposa y a su hija. Marco entendió todas las señales. Aceptó a los soldados y envío de vuelta a Octaviana a Roma. Esta fue la excusa que el otro emperador esperaba para atacar.

Quizás te interese: Cómodo, el emperador que llevó a Roma a la decadencia

Así comenzó una guerra, promovida por conocer las intenciones que Marco tenía de querer gobernar junto a la reina egipcia.

El golpe final fue en Egipto. El ejército de Marco Antonio contaba con solo 11 legiones y estas desertaron el primer día de la invasión.

Después, el rumor de que Cleopatra se había suicidado al ver su poder en manos romanas hizo que Marco Antonio tomase su propia espada y se apuñalase.

Todavía con vida, fue llevado hasta los brazos de su amante para morir en ellos. Poco después, Cleopatra tomaría un áspid venenoso para también acabar con su vida.